jueves, 14 de junio de 2012

Vientre de mujer


por Myriam Moya tena, para presentar el cortometraje Vientre de mujer de Mónica Felipe Larralde.





Nuestro vientre de mujer es hermoso, es ahí donde empieza todo, donde reside nuestra historia familiar, donde se almacenan los recuerdos de nuestro maternaje, los episodios no resueltos de nuestro linaje femenino, nuestras dudas, nuestra esencia…

Ahí está ese ombligo que nos unió al cordón umbilical, a nuestra madre que durante un tiempo fue el mundo... (sugiero a las mujeres meter un dedo en el ombligo de vez en cuando, y explorar sensaciones, gracias a Erika Irusta Rodríguez desde Camino Rubí, por descubrírmelo)

Nuestro vientre, esa joya en movimiento, adorada durante milenios, nuestro vientre sagrado y danzante, esa muestra de fertilidad viva, esa fuente inagotable de felicidad y creatividad, ha desaparecido prácticamente en las últimas décadas del imaginario del mundo occidental. 

Lo arrancaron de los cánones de belleza (donde estaba visible por derecho propio), lo arrancaron de nuestro imaginario femenino colectivo (mucho antes que del masculino), el patriarcado lo arrasó como una apisonadora que censura cualquier signo de expansión, de apertura, de libertad en la mujer; la industria de la moda lo demonizó, la mujer se volvió casi andrógina…

Y sin embargo, esa fuente inagotable de placer y vida sobrevive, y pese a todo engendra, y sin embargo palpita, respira, allí abajo, la mayoría de veces hacia dentro, encogido, reprimido, olvidando que, en palabras de Mónica Felipe, lo que oculta el abultado vientre de una mujer es un útero relajado".


Os dejo ahora el cortometraje Vientre de mujer que ha inspirado este post, un vídeo para reflexionar, para sentir, para difundir, que viene de la mano de Estudio sobre el útero, de nuestra Mónica Felipe Larralde.










Y esto es un link que es un tesoro para cualquier mujer, también viene de la mano de Mónica Felipe, es el enlace a unas sencillas  relajaciones del útero para poder descargarlas y realizarlas cada día en casa. La relajación del útero nos permite tomar conciencia de su existencia, dejar que el útero vuelva a ocupar su lugar, y poco a poco volver a permitir salir el vientre, vivir en expansión y creatividad... que ya va siendo hora. 



FELIZ VERANO A TODAS!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada