domingo, 28 de abril de 2013

De madre a padre.


Hace algún tiempo escribí un post titulado: De madre a madre y prometí que escribiría la segunda parte dedicada a los padres, así que aquí está, para mi compañero, para todos los hombres que surcan los mares de la paternidad, con un abrazo sincero: de madre a padre. 


 A mi hombre, Mr Love Daddy, por estar, por existir. 




Ilustración desde Naranjas y zapatos

“eh, tú, si tú, el padre de x (y w, y z…), su compinche de juegos, eres un campeón!!!”


Tú, que te has levantado a las 8 un domingo lluvioso (el único día que puedes dormir) y (sin desayunar) llevas 30 minutos comentando las hazañas de Pocoyo o cualquiera de sus semejantes, eres un campeón.

Tú, que te has levantado prontísimo un día cualquiera, y has dejado a tu mujer y a tu hija en la cama, pensando que te gustaría quedarte en casa en vez de irte a trabajar, eres un campeón.

Tú, el rey del colecho, que además tienes la suerte de tener una cama de 1,35 en la habitación de invitados, para dormir a pierna suelta cuando te apetezca, y jamás te ha sentido desplazado, eres un campeón.




Tú, que estás en la "crianza con apego" de mutuo acuerdo, tú que lo tenías clarísimo y aún así cada día te sorprendes, eres un campeón.

Tú, que has llegado a la crianza respetuosa a regañadientes, siguiendo los impulsos de la “loca” de tu mujer; tú que te has reconfortado de ver a tu compañera y a tus hijos felices, y has ido deshaciéndote poco a poco de cada una de tus corazas, eres un campeón.

Tú, que todavía no lo tienes muy claro, tú que piensas que esto tal vez hará a tus hijos "blandos", tú que todavía estás sí pero no, y cada vez estás más cerca del sí y de dejarte ir y disfrutar en familia, eres un campeón.

Tú, que has tenido una infancia hermosa, y al ser padre le has agradecido a tu madre su capacidad de maternar, eres un campeón.

Tú, que has tenido una infancia dolorosa y has visto que se te despiertan mil fantasmas, y te has in-formado para darles a tus hijos/as algo muy distinto, eres un campeón.

Tú, que has mirado cara a cara a tu niño interior, que has hecho tu propio viaje interno, ayudado por tu paternidad, eres un campeón.

Tú, que has decidido ir a la escuela de tus hijos, para aportar algo tuyo a los niños que hay allí, y les has abierto una ventana a tu corazón y a tu creatividad… eres un campeón.

Tú, que ya no compartes casa ni vida con la madre de tu/s hijo/s, pero intentas que reine la armonía entre vosotros, para que vuestra descendencia se lleve lo mejor de ambas partes, eres un campeón.

Tú, que has visto a tu mujer embarazada vomitar durante varios meses seguidos y/o has acompañado ese embarazo de riesgo, tal vez descolocado o totalmente empoderado y enternecido, eres un campeón.


Tú, que tienes un bebé estrella o más, y has sido el sostén de tu mujer mientras no sabías muy bien donde agarrarte, eres un campeón.

Tú, que no tuviste el parto soñado, tú que te lo perdiste porque fue cesárea, tú que te quedaste con ganas de gritar o incluso gritaste que querías estar allí, tú que fuiste el primer cuerpo que abrazo a tu hijo/a mientras ella llegaba, eres un campeón.

Tú, que al coger a tu hijo en brazos sentiste el amor más inmenso del mundo, más allá de todo amor conocido, y a la vez te enamoraste de nuevo de esa madre recién nacida, eres un campeón.

Tú, que has acompañado el inicio complicado de una lactancia, que te conoces de "pé a pá" los grupos de apoyo a la lactancia de la ciudad, tú que sabías que eso era importante para tu mujer y tu bebé, y allí estabas aguantando el tipo con 30 mujeres con la teta fuera, sin saber muy bien qué hacer o decir, eres un campeón.

Tú, que estás orgulloso de tu compañera y de su lactancia no interrumpida, tú que sabes que tu hijo/a tomará el pecho hasta que quiera y que un poco has perdido esas tetas, eres un campeón.

Tú, que has aprendido a preparar un biberón, pero que entiendes que aunque tu mujer no dé el pecho, ese es su momento y les dejas tranquilos/as disfrutarlo, eres un campeón.

Tú, el experto descongelando leche materna, tú que has pensado más de una vez y "cómo lo haré yo sin tetas" (cuando ella trabaja), y has sido capaz de hacerlo, eres un campeón.




Tú, que sabes de las secuelas de una episiotomía, tú que has visto la libido de tu mujer irse de vacaciones (o incluso la tuya) tú que has esperado pacientemente el regreso y has sobrevivido una temporada con mimos,  abrazos,etc, sin quejarte demasiado, eres un campeón.

Tú, que has visto como tu bebé/niño de repente gritaba "mamáaaaa", y no podía verte ni en pintura, sin explicación alguna; tú que has aguantado como un jabato la etapa de la angustia de la separación, eres un campeón.

Tú, que has entrado por la puerta y te ha caído un grito, tú que has visto como tu mujer te daba el niño/a al llegar y salía corriendo, tú que la has visto bailar con su sombra y aún así la amas con locura, eres un campeón.

Tú, a quien el intenso puerperio (a pesar de saberlo) te pilló un poco por sorpresa, tú que agradeciste aquel capítulo de Naomi Stadlen “Gritando a mi pareja” y los artículos de Laura Gutman estratégicamente dispersos por la casa, eres un campeón.

Tú, que has visto que la tempestad podía convivir con la calma, que la ternura siempre ha sobresalido, que la época de grito interno se fue tal como vino, eres un campeón.

Tú, que haces que mi hija vuele, tú que te conviertes en dragón o en dinosaurio, tú capaz de jugar a "rayos y tormentas" y vivir en un castillo de cojines durante horas, eres un campeón.

Tú, que porteas a diario con un arte que da gusto verte, tú que estás tan orgulloso de hacerlo que hasta medio presumes, eres un campeón.

Tú, hombre y padre, que eres mi compañero, el hombre que yo he elegido para caminar juntos y el que a su vez me ha elegido a mí, con la única promesa de vivir el presente lo más felices posibles y con la intensidad que se merece, eres MI campeón.

Tú, el padre de x (y w, y z…), el de los juegos que me dejan con la boca abierta, el de los sueños hechos posibles, el protector, el cuidador, aunque no salgas en los periódicos, sabes que con cada minuto estás cambiando el mundo…


No lo olvides.
No hay nadie como tú.
Te mereces un monumento!!!

Myriam Moya Tena


 

Pd: Todas las ilustraciones son de Naranjas y Zapatos un blog que celebra y refleja como nadie la paternidad con sus imágenes, os lo recomiendo. 

Pd2: Blogs/webs que os recomiendo para profundizar en temas de paternidad (y otras muchas cosas) escritos por hombres (y mujeres) que admiro como Ramón Soler de  Mente Libre , Carlos Costa de El Cartapacio de Gollum, Casrlos escudero de Un papá como Darth Vader  Alejandro Busto de Psicología Ceibe, Armando Bastida de Bebés y más y El mundo de Armandillo, y David Lay de Y papá también.

Pd3: gracias de nuevo a mis mecenasMundo Tueris, Ada Couture, Crianza natural, Maternidad consciente, Pincel-Hadas,  La cocina de Carolina, espero que entréis en sus páginas, hay detrás mucho amor y dedicación.

Pd4: si quieres ser MINI MECENAS (mecenas por un día) de este blog y contribuir a que siga publicando nuevos posts  PINCHA AQUÍ.

50 comentarios:

  1. Vaya...què bonito!!!

    ResponderEliminar
  2. Me he emocionado -una vez más- al leerte, Myriam... Lo comparto, esto debe difundirse mucho. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. wow, gracias, me encanta!!

    ResponderEliminar
  4. ..y otra miriam, provocandome las lagrimillas de la felicidad, como nos conoces jodía!...te ha salío precioso, como siempre...

    ResponderEliminar
  5. ..y otra miriam, provocandome las lagrimillas de la felicidad, como nos conoces jodía!...te ha salío precioso, como siempre...

    ResponderEliminar
  6. ..y otra miriam, provocandome las lagrimillas de la felicidad, como nos conoces jodía!...te ha salío precioso, como siempre...

    ResponderEliminar
  7. Mimi... G R A C I A S!!!! ♥ ♥ ♥ :')

    ResponderEliminar
  8. Que bello lo que has escrito, te felicito tienes un alma muy sensible.. voy a imprimirlo para tenerlo en mi pizarra de notas.. Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Brutal e impresionante! Que pasada!
    Desde hoy, te sigo. :-)

    ResponderEliminar
  10. Myriam, me llenas de amor. Gracias ♥

    ResponderEliminar
  11. Precioso.... Precioso!

    ResponderEliminar
  12. wow mujer, es bellisimo, gracias por derramar tanto amor...

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Ya sé a quién se lo voy a pasar el primero!! ♥♥♥ Creo que hasta le emocionará más que a mi, ¡que no ha sido poco!

    ResponderEliminar
  14. Tal cual no sobra ni una coma ni un punto... Me siento identificado al cien por cien... Ya había leído el otro post y le comentaba a mi mujer cuando sacarias el de los hombres... puedo decir que lo has clavado... Gracias por ello....

    ResponderEliminar
  15. Gracias! Hermoso como todo lo que escribes. Además de imprimirlo para regalarselo a mi chico, también lo quiero compartir en mi muro del Facebook!!
    Gracias nuevamente!!

    ResponderEliminar
  16. Sencillamente me ha encantado este post. Una maravilla :)

    ResponderEliminar
  17. Fantastico¡¡ Veo reflejado a mi amor en tantas de las situaciones que describes...me has dado una idea...le voy a dejar una nota a mi campeón, para que mañana cuando se levante a las 7 de la mañana para ir a trabajar, el dificil madrugon se conievierta en un momento mas agradable...eskerrik asko¡¡

    ResponderEliminar
  18. es muy grato leer este post, lo mejor es que Emiliano sea FELIZ y me lo paga diario con una sonrisita, es lo mejor del mundo =D, gracias a mi mujer la amo.

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias por acordarte de nosotros :-)... Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Super bonito, soy papà de 36 años de Hugo de 4, y me he reconocido en muchas situaciones, pero el verdadero campeón son los hijos, que aun sin saber todo nos enseñan absolutamente a ser tan màgicos como ellos

    ResponderEliminar
  21. Por la parte que me toca como padre, GRACIAS!

    ResponderEliminar
  22. Qué preciosidad, Myriam!! Has sabido poner en hermosas palabras lo que muchas sentimos y a veces no somos capaces de expresar. Además este emotivo post me ha servido a mi para descubrirte así que me quedo por aqui y te sigo leyendo. Un beso

    ResponderEliminar
  23. Y bueno que te voy a decir...muchas gracias, Miriam... yo vi en primera persona a ese padre "vivie a Zambra en los pasillos de un hotel, para que tu pudieras escuchar, opinar y participar de un encuentro de crianza respetuosa...para que entre otras me escucharas a mi.. y no él. :)

    Si algo va cambiando, este sabado hable en el I congreso NAcer del agua...y había muuuuchos padres, algunos que están embarazados..aún no lo son ¿o si? y estaban curiosos buscando información y me escucharon y escucharon a Adolfo Gomez Papí hablar de piel con piel, y a Jaime Robert hablar del abrazo de papa oso, y por supuesto había muchisimas matronas...deseosas de tener información para los nuevos hombres, los nuevos padres...

    Que así sea... estamos en el camino.
    Un beso muy fuerte
    Alejandro

    ResponderEliminar
  24. ¡Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhh!.¡Qué hermosura lo que (d)escribes!

    ResponderEliminar
  25. qué bárbara! está increíble!! lloré y todo!

    ResponderEliminar
  26. que lindoooooooooooooooooo, me encanta que alguien escriba tan claro lo que muchas sentimos y no sabemos como expresar! por eso Gracias!

    ResponderEliminar
  27. Jo que bonitoooo! Para mi q soy orgullosa madre sola es super lindo saber q hay hombres q aman asi...q comparten asi.... Me emociona mucho q el.mundo masculino se abra a sentir asi a respetar y a cuidar a su familia... gracias! <3

    ResponderEliminar
  28. Simplemente hermoso!!! Muchas de las cosas que aqui comentas las he vivido con mi esposo, y en verdad me llego mucho tu post

    ResponderEliminar
  29. Maravilloso :) Y maravillosos los comentarios de tantos padres comprometidos y entregados.

    ResponderEliminar
  30. me encanto, se lo mando a mi marido :)

    ResponderEliminar
  31. Ufff que lloreraaaa., pero que bonitooo, se lo merecen!

    ResponderEliminar
  32. Gracias, gracias y gracias. Estoy aquí, leyéndote y sin parar de llorar de la emoción.
    Un gran abrazo
    Agueda

    ResponderEliminar
  33. Gracias de corazón a cada comentario, he estado muy liada estos días y no he podido contestarlos uno a uno; gracias en especial a todos los padres que se han hecho presentes, estoy muy emocionada con la recepción de este post, un abrazo,

    ResponderEliminar
  34. Y en cada Tú, plasmas ese agradecimiento, q en ocasiones obvias... Es hermosos, llegué aquí por el post de Naranjas y Zapatos :D

    ResponderEliminar
  35. Muchas gracias por tus palabras. Me siento muy identificado con la mayoría de ellas, así que imagino que soy un campeón!!!. Descubrir mi paternidad de esta manera es para mi algo precioso cada día, un auténtico regalo.
    Qué bien que haya personas como tú que lo describan de forma tan hermosa. Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  36. me encanto! hermoso.

    ResponderEliminar
  37. Es como la tercera que lo leo y no deja de encantarme! ^-^

    ResponderEliminar
  38. Como siempre, muy conmovedor! He querido salir corriendo a abrazar a mi león en casa. En cambio aprovecharé las horas frescas dela mañana y dedicaré un escrito, porque su historia como papá tamibne merece ser contada. Un abrazo fuerte Miriam, te leo.. te veo..

    ResponderEliminar
  39. huuuuy como he llorado...!!
    te sigo desde hace unos pocos dias, pero me he leido todo todo y este es de mis favoritos. Gracias por poner en palabras mi sentimiento, gracias por tanta inspiracion!

    ResponderEliminar
  40. Si con el post de madre a madre casi lloro con este llore....será la sensibilidad de la lactancia o será ver reflejada mi vida en estas hermosas palabras.....realmente hermoso

    ResponderEliminar