domingo, 24 de marzo de 2013

Las madres no somos como dicen por ahí



Hace unos días mi amiga Ileana de Tenemos Tetas escribía un post más que recomendable titulado “Los bebés no son como nos lo contaron. Ésta es la reflexión que ha estado rondando por mi cabeza después de leerlo y que por fin he encontrado tiempo para escribir: las madres puérperas, las recién paridas, tampoco somos como se dice por ahí…

Las madres, las recién paridas no estamos deseosas de ponernos a dieta, ni de recuperar no sé qué dichosa figura, las madres (muchas) echamos de menos nuestra pancita y nos vamos adaptando poco a poco a los cambios… Queremos re-conocernos y re-descubrirnos en nuestros nuevos cuerpos y sabemos que dicho cuerpo es sabio y que todo volverá a su lugar, que no tiene porqué ser el mismo.

Las futuras madres, antes de parir, no estamos esperando que nos abran el vientre y nos hagan una cesárea programada (inne-cesárea) para no enterarnos del parto. La gran mayoría de las madres (le pese a quien le pese) queremos parir.

Las madres recién paridas no necesitamos soltarle el bebé al primero que pase para irnos de copas, de cena con la pareja o de tiendas con las amigas. Para muchas de nosotras la vida social pasa a un segundo plano, especialmente si nuestro bebé o niño no es bienvenido en el lugar donde vamos. Nosotras nos estamos enamorando de un amor que durará toda la vida, es normal que le dediquemos mucho tiempo. Así que cuando llega la noche (y buena parte del día) estamos deseosas de DORMIR.

Las madres recién paridas no estamos contando los días para volver al trabajo con vistas de que éste nos libre de “esa supuesta carga” que es criar. Las madres estamos deseando bajas maternales más largas y remuneradas para no separarnos ni un segundo de nuestro bebé y la mayoría volvemos al trabajo llorando, ya es hora que se sepa.

Las madres puérperas no andamos buscando un fin de semana romántico con el padre de la criatura todavía, y puede ser que no lo necesitemos en muchísimo tiempo… tampoco ansiamos estar 24 horas en un Spa, queremos darnos un agradable baño en casa, sabiendo que si nos reclaman estaremos disponibles, queremos seguir tranquilas nuestros propios tiempos.

Las madres recién paridas no necesitamos horarios para dar el pecho, ni queremos separarnos de nuestros bebés para dormir, la mayoría experimentamos ansiedad cuando la criatura está en otros brazos por muy conocidos que sean… las madres necesitamos brazos y manos ajenas  que cocinen para nosotras, que frieguen, que laven, que limpien... y se encarguen de la ropa… por lo general preferimos no delegar (al menos fue mi caso) en nadie el cuidado directo del bebé, ni de día ni de noche.

Las madres no queremos una batería de artefactos que nos sustituyan antes de empezar: chupetes, biberones, calentadores, esterilizadores, mantitas, muñecos, telecomunicadores, potitos, etc. Queremos ser libres de utilizarlos solo si así lo decidimos y no que nos los metan en la maletita del gine o nos los regalen en el centro de salud.

Las madres queremos asesoras de lactancia cercanas, doulas que nos acompañen en el puerperio y vengan a casa, un personal médico más preparado en lactancia materna y con capacidad de desplazarse al hogar si hiciera falta, lo que salvaría muchas de nuestras lactancias que se quedan por el camino… queremos ser prioritarias para la sanidad pública y la privada, queremos que la lactancia materna sea una asignatura de importancia en la Universidad de Medicina y en los cursos de formación continuada de los sanitarios. Estamos hablando de salud comunitaria, de mucho dinero y de salvar vidas, poca broma.

Las madres no queremos ser superwomans, ni estar "monísimas" para nuestros bebés… las madres ya sabemos que somos para ellos lo mejor del mundo… Nosotras queremos poder vivir el puerperio con dignidad, sin que se nos obligue a saltárnoslo o a pasar por él de puntillas, acompañadas por buenos profesionales cuando sea necesario. Queremos disfrutar de pasar tardes en pijama, con los calcetines desparejados, despeinadas, concentradas en el placer de cuidar y amamantar(Eso sí que alguien nos traiga mucha agua, chocolate o algo para picar cuando se lo pidamos, que la lactancia a demanda da mucha sed y hambre).

Las madres recién paridas no estamos deseosas de pasarnos horas en el gimnasio poniéndonos a tono, ni de tomar suplementos dietéticos o usar cremas adelgazantes, nada más lejos de la realidad… las madres buscamos un grupo cercano de postparto/lactancia donde hablar y ser sostenidas o un lugar para practicar hipopresivas donde podamos acudir tranquilamente con nuestros bebés para recuperar nuestro suelo pélvico.

Las madres recién paridas no estamos como locas intentando recuperar nuestra vida sexual conyugal (ni hace tanta falta que en los cursos “oficiales” de pre y post parto se nos insista en que posturas coitales son las mejores para evitar en dolor de la episiotomía) Las madres tenemos nuestra sexualidad focalizada en nuestra criatura como cualquier hembra de una especie mamífera. Parir y amamantar son parte muy importante de nuestra sexualidad, aunque no se nos explique.

Las madres no soportamos el llanto de nuestros bebés, necesitamos abrazarlos, calmarlos, amamantarlos, llevarlos encima... Las madres estamos hartas de que se nos mienta y se nos recomiende dejarlos llorar. No hay ni una sola que lo lleve bien pues es contra natura.

Yo sé que hay tantas madres como mujeres, por lo tanto habrá algunas madres que no se identifiquen con este texto, pero también observo que cada vez se respeta menos la maternidad a nivel social, sobre todo el periodo del puerperio. 

Parece que solo existan dos prototipos “oficiales” de madres: la "madre mártir "que no disfruta de su maternidad sino que se sacrifica (lo cual no me gusta nada porque yo creo en la maternidad gozosa y liberadora) y la "madre superwoman" adicta al trabajo y a la vida social para la cual la maternidad es una faceta más en su vida, ni siquiera la más relevante…

En el camino nos hemos quedado las madres comunes, las del día a día, las que yo conozco, las que queremos estar tranquilas para criar en paz y  vivimos la maternidad con la mayor dignidad que podemos...

No somos pocas, que conste, somos millones, y movemos el mundo.


Myriam Moya Tena

87 comentarios:

  1. Me siento tan identificada... si no fuera porque estoy en pleno puerperio, hubiera escrito algo muy muy parecido ;)) De momento, sólo me da el tiempo para leer y ya echo de menos estar mirando embobada a mi pequeña.
    Un placer leerte, gracias!

    ResponderEliminar
  2. Siempre tan agradable y conmovedor el leerte. Gracias una vez más!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por escribir lo que a muchas puerperas nos pasa! Totalmente identificada!

    ResponderEliminar
  4. Esa soy yo! Y tantas de nosotras. Ojalá dejemos de ser invisibles

    Mamá de luna lunera

    ResponderEliminar
  5. Suscribo lo que dices palabra por palabra, incluido lo de que nos lleven chocolate.

    ResponderEliminar
  6. Hola! Me llamo Alexandre y quiero decir que encontrarse con este grandísimo post en facebook y que tras leerlo recuerde a todas las clientas que han visitado las diferentes peluquerías donde he trabajado, a las que he visto mes a mes durante 9 como les crecía esa criatura en su interior y que al décimo lo traigan en el carrito o en brazos, ¡NO TIENE PRECIO! Saludos a tod@s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Psdt: y al poco tiempo de nacer poder cogerlo, verle la cara cuando ve los juguetes que tenemos en el salon y poder cortale el pelo por primera vez, es algo único =)

      Eliminar
    2. Me ha encantado leerte! GRACIAS

      Eliminar
  7. Creo que no se puede explicar mejor, a tu texto yo no le cambiaría ni una coma...

    ResponderEliminar
  8. precioso, cómo siempre ;)

    ResponderEliminar
  9. En el clavo Myriam, como siempre! Gracias mamita!!

    ResponderEliminar
  10. Me identifico con cada una de tus palabras, Miriam :)

    ResponderEliminar
  11. Precioso!!! Sólo un apunte...qué tiene que ver que una madre opte por lactancia materna para no querer estar rodeadas de mantitas, muñecos e intercomunicadores??? Por motivos médicos doy lactancia artificial y sólo me he rodeado de biberones...pero para nada de chupetes ni de esterilizadores...para nada me he sentido deseosa de rodearme de todos estos objetos...tamibién soy puérpera...y supongo que alguna mamá con lactancia materna si habrá usado mantas para tapar a su bebé e incluso un intercomunicador para darse un baño si está sola.

    El resto del texto me ha parecido una auténtica preciosidad y un gran reflejo de lo que representa un puerperio en nuestra vida...

    Stoy un poco triste por ver ya en tantos lugares en lo que se habla de crianza natural (en la que creo y con la que soy feliz) a las mamás que no damos pecho se nos cataloga en muchas ocasiones como mamás de segunda, rodeadas de objetos inútiles, distanciadas de nuestros bebés...y no...algunas tambièn practicamos el colecho, paramos el mundo para darles el bibe a nuestros bebés, porteamos, no les dejamos llorar, tenemos doulas que nos acompañan en nuestros procesos, etc...

    Gracias por estos textos tan bonitos!

    Rut, mamá de Gael(4años) y Candela (5meses)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para nada es m intención Rut catalogar a ninguna madre como madre de segunda. Si eres lectora de este blog lo sabrás, solo tienes que leer el post "De madre a madre" para darte cuenta... Solo hablo de una realidad y es que se nos regalan tetinas y chupetes antes de parir (ya desde ginecología) y eso merma la confianza en sí mismas de muchas mujeres para amamantar. También se nos "venden" como imprescindibles muchos artefactos que no lo son, como tú bien apuntas

      Eliminar
  12. Myriam...gracias por responder! Lo de madre de segunda no es para nada por tu escrito!!!! Y tienes toda la razón en que desde muchas consultas te inundan con chupes y tetinas...no era por eso...es porque estoy suscrptible con el tema y veo que en muchas ocasiones se marcan diferencias entres madres que dan pecho y madres que no sin ser necesario...lo decía porque como a chupes y tetinas añadías otros objetos que nada tienen que ver con la lactancia...nos inundan de objetos inútiles a todas, nos niegan nuestros tiempos a todas, nos someten a reglas absurdas a todas, nos aninam a dejar llorar a nuestros bebés a todas...tanto si damos el pecho como si no...

    De verdad...el escrito me ha encantado...era solo un apunte y una reivindicación en un espacio en el que precisamente siento que me van a entender...

    En muchos lugares se nos critica y cataloga sin conocer nuestra circunstancia...he llegado a ver camisetas que decían "mi hijo es más guapo porque toma teta" y viñetas en foros de crianza natural en las que se nos presenta como mamás histéricas y hundidas sufriendo por tener que preparar un bibe en una playa mientras un bebé mira a otro que toma teta con envidia....y eso cuando viene de lugares en los que esperas que te entiendan duele...

    Creo que son muchas más las cosas que nos unen que las que nos separan y para abordar según què temas no es necesario que se nos distinga...ni siquiera para defender la lactancia materna es necesario situarnos a nosotras al otro extremo...

    Hasta otra mamá del grupo de crianza al que acudo desde que nació mi hijo mayor se escandalizó cuando me vio dar un biberón a mi hijo...ni siquiera se paró a preguntarse o preguntarme por qué...directamente se escandalizó y me soltó un rollo muy desagradable para hacerme ver lo equivoadísima que yo estaba...se tiende a pensar que si no damos el pecho ya somos unas desnaturalizadas...


    Vaya! Siento el tostón!!! Todo este testamento para decir que todo estos productos nos los venden a todas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que no debe ser fácil Rut, he quitado el paréntesis del texto para que no haya lugar a confusión, hacemos falta todas y cada una lo hace como puede según sus circunstancias... yo tengo una lesión en la espalda y me ha impedido portear desde hace mucho y sin embargo soy totalmente pro porteo, un abrazo <3

      Eliminar
    2. Myriam!! No hacía falta rectificar nada!!!! Esa no era mi intención!!!! De todas formas he de decirte que es la primera vez que desde algún blog o similar me responden...así es que un millón de gracias...ahora me sabe mal...la compañera de Mamás a Tiempo Completo que es donde he leído el texto me comenta que tampoco lo ha entendido como yo...jo...lo siento..

      Eliminar
    3. Hace 18 meses que parí, pero me siento muy identificada, muchooo!!! me ha encantado el post!! Gracias, gracias!!

      Eliminar
  13. Genial...muchas gracias por poner palabras a mis sentimientos

    ResponderEliminar
  14. Preciosa entrada. No soy madre de niños pequeños, pero soy abuela de tres nietos. Y Doula. Has expresado lo que muchas madres -puérperas o no- sienten y no tienen con quien hablarlo. Espero y deseo que tus palabras lleguen muy lejos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. gracias! es un gran reconocimiento a todas las madres que queremos hacerlo de la mejor manera posible, siguiendo nuestro instinto...un abrazo, me he emocionado.

    ResponderEliminar
  16. Hermoso! Todo hermoso!!!

    ResponderEliminar
  17. Precioso texto,lo suscribo punto por punto. Faltaría decir que nuestras parejas, esos hombres estupendos que nos apoyan, nos ayudan y viven con nosotros el puerperio, no quieren rubias siliconadas perfectas con las tetas duras como piedras. Nos quieren a nosotras, las madres de sus hijos, las que se han jugado a veces la vida por traerlos al mundo. Y no necesitan que les demos "eso" lo antes posible. Nos abrazan, nos besan y duermen con nosotras y nuestros cachorros, dando calor y apoyo. Y para ellos somos preciosas y perfectas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esmeralda Mendoza13 de abril de 2013, 6:10

      Me uno a tu festeje por esos hombres estupendos Arya

      Eliminar
  18. Muy bien escrito :-* Siento lo mismo!
    Sólo una madre puede expresarlo tan sinceramente!

    ResponderEliminar
  19. Hermosisimas palabras. Exactamente como me he sentido y ya tengo 13meses en esto y ahora es que me estoy adaptando a mi papel de mujer(osea con apetito de intimar con mi esposo) supongo que es normal no? Bueno creo que mejor no pudo explicar el puerperio y lo mucho que fastidia la gente que no hacen otra cosa que criticar y no son lo suficiente maduros para aceptar que estamos haciendo una gran labor..un aplauso por decir la real verdad de muchas...bendiciones

    ResponderEliminar
  20. Gracias por tus palabras!!!a ver cuando nos oyen ya de una vez y oyen las necesidades reales de madres y bebés. Yo soy una simple mamá de dos que quiere serlo mucho tiempo. Va a ser difícil que el sistema cambie pero no imposible. Yo sigo tb con la revolución de las madres,cada vez somos más y mejores jejejejeje genial tu post.

    ResponderEliminar
  21. ¡Olé! Creo que ya está todo dicho, gracias por escribir este tipo de entradas!

    ResponderEliminar
  22. Me sumo a tus palabras, justas y respetuosas. Gracias!

    ResponderEliminar
  23. que genial !! Me encanta y identifico , muy bien dicho y que se sepa por todo el mundo.. Besos

    ResponderEliminar
  24. Excelente post!, para Madres con mayúsculas :)
    Me encanta encontrar gente que ponga voz a mis sentimientos, y seguramente, el de muchas madres.

    ResponderEliminar
  25. Me adhiero a cada una de tus palabras, porque son como si salieran de mi misma boca. Qué lindo que escribes Myriam! Gracias!
    Mamasaya.

    ResponderEliminar
  26. Precioso post! Estoy contigo en que queremos una baja maternal más larga para poder estar con nuestros hijos, yo no tenía ni la más remota gana de volver al trabajo, es más me costó horrores porque además, siendo italiana y teniendo toda mi familia lejos tuve que apuntar los niños a la guardería muy pronto, aunque quizás hubiese hecho lo mismo teniendo ayuda más cercana. Mirándolo a posteriori creo que me hicieron un favor inmenso en despedirme cuando pedí la jornada reducida para cuidar del pequeño por las tardes. Así pude dedicarme a lo que verdaderamente me gustaba: ser mamá a tiempo completo y crear cositas para mis niños.
    Aunque te diré que tenía unas ganas locas de parir para quitarme el mega barrigón que pesaba demasiado y volver a sentirme ligera, en ambos casos fue simple , creo que también influyó el darle pecho...si es que la naturaleza es sabía.
    No soy una super woman, jajaja, me gusta la expresión y la comparto totalmente.
    Hasta pronto
    Valentina

    ResponderEliminar
  27. Lindo!! Mega ultra identificada....
    Somos madres gozadoras de nuestros hijos ❤

    Fabi madre de Romi

    ResponderEliminar
  28. Precioso! Es una gozada leer algo con lo que identificarse tanto. Un beso!

    ResponderEliminar
  29. Un aplauso enorme! Desde mi propio puerperio, de acuerdo con cada uno de los puntos. Te comparto a ver si se entera mucha gente ¡y me llenan la nevera!

    ResponderEliminar
  30. Me encantó! Pensé que nadie me entendía tan bien... Te felicito por poner palabras a unos sentimientos tan complejos.

    ResponderEliminar
  31. ¡¡¡Precioso!!! Se lo mando a mi marido YA, jajaja. Qué bien saber que no estoy loca :)

    ResponderEliminar
  32. PENSANDO EN;
    ERES UNA MADRE QUE TIENES UN GRAN HOMBRE QUE TE PUEDE SUPLIR ,ELTECHO, COMIDA, Y ABRIGO .(mamá si eres profesional, nunca es tan tarde para recomenzar tú trabajo después de 2 años,)
    Recuerda que hay mujeres que no tienen ese hombre, por lo tanto se ven obligadas a salir a trabajar dejando a sus bebes
    INTENTA ESTAR LOS 2 PRIMEROS AÑOS JUNTO A ÉL; "DISFRUTAR, SUS PRIMERAS PAPILLAS"SUS PRIMEROS PASOS",SUS PATALETAS""SUS MOCOS Y CAMBIO DE PAÑALES", "ACARIACIARLOS CUALQUIER HORA DEL DIA", DARLE LA TETA CUANDO QUIERA" ,SIN REMORDIMIENTO.SOY DE LAS QUE ESTÁ DE ACUERDO EN QUE LOS BEBES DEBEN IR AL JARDIN DESPUES DE LOS 2 AÑOS Y MEDIO

    RECUERDA QUE "QUE PASARAS 40 AÑOS TRABAJANDO Y SOLO 2 AÑOS DE TIEMPO COMPLETO CON LOS MAS IMPORTANTE DE TÚ VIDA Y QUÉ ES VIDA , TU HIJO.

    LO UNICO QUE UNO NO SE ARREPIENTE ES HABER ESTADO JUNTO A TÚ HIJO.

    ResponderEliminar
  33. La pura verdad. Mi pareja sige sin entender cómo yo sufría cuando se llevaba a mi hijo a casa de su madre (con dos semanas), con la excusa de que yo descansara un poco. Por supuesto no pegaba ojo... Lo pasaba fatal. Se lo paso, ya que estamos esperando nuestro/a segundo/a hijo/a... Gracias!!

    ResponderEliminar
  34. Nos has clavado! Solo un apunte en lo de "queremos parir": En algunos casos, eso es sólo cuando estamos embarazadas. Algunas, de jovencitas y sin haber leído nada sobre el tema, confiamos en necesitar una cesárea. Cuando sentimos al bebé dentro y cuando nos informamos es cuando cambiamos de opinión. Así fue mi caso y el caso de algunas amigas, incluso una muy hippie y titulada en medicina alternativa oriental (lo flipé), que me dijo alegremente cuando se quedó embarazada que ojalá le hicieran una cesárea. Yo me eché a llorar y le dije que no sabía lo que estaba diciendo. En cuanto empecé a vivir mi embarazo y a informarme de todo, me preparé física y mentalmente para el parto natural, y sin epidural! Yo, que tengo 0 aguante al dolor.

    Pues a pesar de mi preparación, acabé en innecesárea por nalgas, y tengo dos heridas, la de haberla tenido y la de haberla deseado.

    Crecemos con ese miedo. Cualquier niña, desde pequeña, desde que averigua de dónde salen los bebés e imagina el tamaño de uno saliendo por ese agujerito; desde que lo vemos en las pelis entre gritos y maldiciones. "Yo no voy a soportarlo", me dije siempre.

    Y ahora, dentro del granito de arena que puedo aportar para cambiar el mundo, me dedico a difundir partos felices (entre otras cosas). Que por miedo ya no sea!

    ResponderEliminar
  35. gracias! por ponernos voz! fantástica entrada!

    ResponderEliminar
  36. Me siento totalmente identificada, pero a mi esto me ocurre todavia y con l mism intensidad y ya mi nene tiene 9 meses, necesitamos hablar y decir, como nos sentimos, que necesitamos, que queremos y que nos dejen ser y hacer. Pero a veces es muy dificil hablar porque nos parece que somos la unica en sentirnos asi y esto nos dificulta la maternidad y la crianza y en ocaciones nos hace sentir frustradas, al menos a mi me ha pasado. Escribir, leer y difundir informacion como este post, son herramientas que nos ayudan a ser escuchadas, entendidas y respetadas. Gracias por ayudarnos y defendernos como mujeres , como madres y tambien a nuestr@s cri@s que tambien les afecta. Un saludo

    Abril.

    ResponderEliminar
  37. Pues.... me vais a perdonar, pero personalmente creo que muchas veces todo esto se va de las manos. Una madre super protectora, que no deja que nadie coja al bebé o incluso sufre ansiedad cuando alguien lo hace, que lo aisla del resto del mundo, lo que consiga probablemente es que el momento inevitable de tener que dejarlo en una guardería o un colegio se convierta en un trauma horrible para ambos, madre e hijo. Esto puede suavizarse habituando al niño a más gente o a más situaciones a las que tarde o temprano tendrá que enfrentarse. Los cambios hormonales que se producen tras el parto provocan esta especie de obsesión protectora, y es lo más natural del mundo, sobretodo en los primeros meses de vida del niño. Pero hay veces que me da la sensación que no se sabe llegar a un equilibrio cuando el niño va creciendo. Muchas veces veo casos de mujeres que renuncian por completo a su vida y se entregan por completo a sus hijos, hasta que ese hijo obviamente crece y empieza a tener su propia vida. Entonces esa mujer que durante 18 o 20 años ha reunciado a su vida propia se encuentra con que su hijo no la necesita tanto como a ella le gustaría, y ella se ve incapaz de recuperar su propia vida y se siente vacía. Dejar de lado 100% a tu pareja por dedicarte a tu hijo tampoco es sano, para todo hay un equilibrio. Las obsesiones no son buenas nunca, ni para la madre ni para el bebé.
    Sé que después de este comentario muchas me criticaréis, y me diréis que no lo entiendo porque no tengo hijos, como me dicen todas las madres siempre que expongo mi opinión. Pero es precisamente por no tenerlos que mis hormonas siguen siendo objetivas y puedo verlo más claramente y desde fuera, sólo eso. Esto no es una crítica ni mucho menos, no quiero se se malinterprete. Simplemente quería exponer mi humilde opinión sobre algo que veo que se repite constantemente a mi alrededor y donde veo que la madre lo acaba pasando mal por no establecer un equilibrio (pasado el tiempo prudencial, se entiende).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si no tienes hijos, cuando los tengas, tú misma te responderás. Yo pensaba igual pero mis hormonas se llevaron mi antigua opinión y mi objetividad cuando lo tuve en brazos.

      Eliminar
    2. Las hormonas nunca son objetivas. Están para lo contrario, para subjetivizar, para tener unas que te lleven por un camino cuando no tienes hijos y para tener otras que te lleven precisamente por otro camino cuando la vida lo requiere. Y en ningún momento de la vida las hormonas son más objetivas con su verdadera función como en un puerperio: el hijo es el centro de tu vida, como no puede ser de otra forma. Si algún día eres madre y te lo permites, tus hormonas te dirán claramente qué es lo objetivo y ahí no habrá racionalidad que valga.

      Eliminar
  38. Que bello articulo.... por fin alguien que sabe expresarse en esto que es ser madre

    ResponderEliminar
  39. totalmente deacuerdo, yo tuve 3 y eso se disfruta mucho,el estar con ellos todo el tiempo y abrazarlos mucho,darles darles besos y estar siempre disponibles para ellos,

    ResponderEliminar
  40. Totalmente pertinente, maravilloso, real... Asi me senti en puerperio, asi mostre mis garras afiladas ante los comentarios, criticas y insinuaciones odiosas de los/las demas... Comparto tu entrada, referenciada y con url exacta en mi web www.abrazarte.org
    Gracias por escribir asi de claro el sentir de miles y millones, donde muchas mueren en el intento, y se hunden sin el barco.
    Camila

    ResponderEliminar
  41. Perfecto ... sin duda me he identificado hasta hacerme llorar... es que en todoo.. no dejo de acordarme de cómo al poquito de parir tuve revisión con la matrona y no me dejaron ni mi marido ni mi madre llevarme al bebé.... recuerdo ir en coche llorando... sintiendome lo más sóla que me he sentido nunca en mi vida acariciando mi panza pensando que si estuviera dentro de mi no tendría que separarme ni un segundo de su lado..... y cómo esa muchas más anécdotas que viví en mi puerpereo que me hacía caer en un estado depresivo constante... cómo el que vinieran a casa visitas que se empeñaban en coger al bebé para que yo descansara en vez de como dices ponerse a hacer algo por la casa... en fin ya pasó... pero espero no volver a tener que vivirlo de la misma manera..

    ResponderEliminar
  42. Joee, al final me has hecho llorar! Qué preciosidad! Por supuesto que me siento totalmente identificada con todas y cada una de tus palabras. Muchas gracias por esta maravilla de post que me ha hecho sentir lo increíblemente especial que es ser una mamá común

    ResponderEliminar
  43. Yo creo que cuando la maternidad ha sido deseada, uno va encontrando las formas de estar bien con su bebé bajo un principio sabio: si la madre está bien, el o la bebé está bien. Yo creo que es importante tener toda la ayuda posible. Sea de la familia, las amistades, de la tecnología, la ciencia. Considero que una parte fundamental para tener una maternidad saludable, más allá del puerperio, es no perder las demás dimensiones que también hemos sido, y somos, aunque en esos meses la prioridad sea cuidar al hijo o a la hija. Como no tenía ayuda del padre, tenía siempre miedo de morir yo. Así que orienté a mi hija para que pudiera estar con otras personas y no dependiera totalmente de mí. Cada ser que amó y cuidó es una bendición para ella. Una oportunidad más de vivir y ser mejor. Con los años, tenemos que asumir nuevos retos, cada vez más complejos, porque el hijo o la hija siguen siendo nuestra prioridad, pero nosotras no lo somos para él o para ella. Es su propia vida, sus sueños. Así que desde que nacen, les vamos abriendo la la puerta para que salgan a vivir su vida, libres, llevando en su "petate", como dice Marcela Lagarde, nuestro amor y nuestro respeto.

    ResponderEliminar
  44. pues que lindo escribes, y que bueno leer que a muchas de vosotras han disfrutado de la etapa de puérperio. En algunas cosas me identifico y no tanto en otras. Con mi hijo tuve una cesarea de emergencia, y a la noche siguiente una complicación que me mando a quirofano de nuevo. Nunca lamente o me puse triste por la manera en que nació, al contrario me dio gusto que mi hijo y yo estabamos con buena salud. Muy contenta los primeros dias en el hospital.

    Amamantar sin embargo fue dificil, no pude hacerlo los dos primeros dias justo después de que mi hijo nacio, dada las complicaciones, y me costo mucho trabajo darle completamente pecho, le daba leche de formula tambien. A los tres meses ya estabamos mas en rutina, pero tuvo un costo, me deprimi un poco al principio, y a veces en retrospectiva pienso, como una de las chicas que ya lo comenta, darle solamente leche de formula quizas me hubiese evitado el problema. Recuerdo que me sentia culpable, leer tanto al respecto, aunque nadie me lo decia, me hacia sentir con una madre fallida si el amamantamiento no funcionaba.

    Y no, no queria estar todo el tiempo con el bebe, no extrañaba la vida social, pero la vida sin alguien que depende tanto de ti. Queria salir un rato sola, a caminar, correr, tomar una ducha con calma.. y yo creo que ese sentimiento es totalmente normal... pero articulos como este pueden dar a entender lo contrario, vamos ese sentimiento de culpabilidad por no desear estar con el bebe las 24 horas!

    ResponderEliminar
  45. Le pese a quien le pese, yo también soy de esas madres. Dónde hay que empujar?

    ResponderEliminar
  46. Pues, efectivamente , yo también soy de esas madres....en realidad es a nosotras a las que nos miran "raro"...disfrutas dando teta? No quieres volver a trabajar? Que duermes con tus hijos? .....yo estoy hasta el moño de que me digan todas estas cosas ....ni que decir cuando comento que doy teta a mi hijo mayor de 4 años .....más dependientes emocionalmente hablando? Anda ya!,

    Si, disfruto de mis hijos......por supuesto....
    Gracias Miriam , precioso.

    ResponderEliminar
  47. Excelente, totalmente identificada con todo. Y sufro y transpiro de dolor cuando le doy de mamar, porque tengo las tetas lastimadas, pero no me rindo ni me rendiré... la voy a amamantar a toda costa. Mi beba tiene 13 dias de nacida. Es un sol.

    ResponderEliminar
  48. precioso este relato, tan cierto como la vida misma, no puedo añadir nada más.

    ResponderEliminar
  49. Precioso! Me encantó cada frase!
    Me alegro de que alguien plasme esta realidad!

    ResponderEliminar
  50. Soy mama de un bebe de 7 meses, y acabo de descubrir tu blog. Y precioso este texto, cuanta verdad!!!

    ResponderEliminar
  51. Totalmente cierto y acertado, y lo mejor de todo es que ese puerperio dura realmente MÁS DE DOS AÑOS. Dos años o más en que tenemos la conciencia totalmente alterada, en que la vida brilla en otro color, en que alcanzamos una felicidad infinita que nunca habíamos ni imaginado que podía existir, yo me creía una persona feliz y afortunada antes de tener hijos, y después de tenerlos descubrí un nuevo nivel de felicidad inmensamente mayor... Los primeros años de vida de tus hijos son absolutamente mágicos, maravillosos, increíbles, el materialismo deja de existir, es amor puro en toda regla, como sólo una madre puede experimentar, me dan mucha pena las mujeres que retrasan su maternidad o deciden no tener hijos porque no saben lo que se pierden.. y tengo que decir que a los padres les pasa lo mismo, un papá se enamora de su bebé, de su esposa-mamá, de su nueva familia, se desvive por ella y no necesita ni quiere salir desesperadamente a tomar cervezas con sus amigos, ni a buscarse una mujer con mejor cuerpo y más tiempo, ni se vuelve adicto al trabajo para no llegar a oir los llantos del bebé... todos esos mitos son falsos o al menos no le ocurren a la mayoría de papás y mamás normales. La llegada de un hijo es lo MEJOR con diferencia que le puede ocurrir a una pareja, su amor se multiplica y su vida de llena de felicidad, incluso entre pañales sucios en los hogares se respira amor y enamoramiento en cada rincón.

    ResponderEliminar
  52. Mejor descrito no puede ser! me ha encantado completamente y me he sentido tan bien de saber que hay millones igual que yo :) Un beso grande!

    ResponderEliminar
  53. La primera vez que fue consciente de que existía el puerperio, fue en una conversación con mi pareja nicaragüense. Tenía 27 años y me burlé...
    Gracias por el post y enhorabuena por el blog :-)
    María Augusta

    ResponderEliminar
  54. Me ha encantado y estoy 100% contigo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  55. Me encantó, aqui llevamos ya 16 meses en pijamas, con medias dispares y el pelo a lo loco, felices, como nunca y para siempre.

    ResponderEliminar
  56. tal cual! 100% soy yo, que linda tu pagina

    ResponderEliminar
  57. me duele el dedo corazón ,
    de darle a la ruedita del ratón ,
    para poder pasar todos los comentarios / agradecimientos a éste ,
    tu fantástico post :
    Muchísimas gracias Miriam , de corazón .

    ResponderEliminar
  58. Me ha encantado!!!!. Y q siga habiendo gente q no entienda q lo q kerems es estar con el bebe!!!.
    Eso.si, 24h en un spa no, pero un par d horas...si m iba!!! Jrjej, lo llevo.deseando desde q estaba embarazada! ;)

    ResponderEliminar
  59. Me ha encantado!!!!. Y q siga habiendo gente q no entienda q lo q kerems es estar con el bebe!!!.
    Eso.si, 24h en un spa no, pero un par d horas...si m iba!!! Jrjej, lo llevo.deseando desde q estaba embarazada! ;)

    ResponderEliminar
  60. Impresionante, gracias por escribir cosas como esta, por poner palabras a nuestras emociones... Me ha encantado, enhorabuena!

    ResponderEliminar
  61. Impresionante, gracias por escribir cosas como esta, por poner palabras a nuestras emociones... Me ha encantado, enhorabuena!

    ResponderEliminar
  62. Hermoso! Yo soy tambien una mama comun! Estoy con mi bebe en brazos y leerlo me ha hecho llorar, gracias, Angela, mama de Lucia

    ResponderEliminar
  63. Precioso articulo! Gracias por estas palabras...que nos devuelven a la esencia de lo verdaderamente importante!

    ResponderEliminar
  64. Yo estoy en el puerperio, mi bebé tiene 2 meses y no me siento para nada identificada con tus palabras. Es más, creo que lo qué haces es justificarte hablndo en plural cuando la qué tiene esos problemas o los tuviste eres tú. Yo doy teta exclusiva y me encanta. Me encanta qué mi hijo sea sociable, qué lo agarren y lo mimen, cuanto más mejor. Quiero adelgazar y volver ami peso y no extraño ninguna panza de embarazo. Mi parto fue cesárea y estoy genial con eso y disfruto cómo un niño con los regalos de las canastillas!! Mi hijo usa chupete del segundo día de vida y salimos a todos los lugares qué podemos porque nos gusta salir y queremos y necesitamos a nuestros amigos y tener charlas adultas. Soy investigadora y a las dos semana s de haber parido estaba haciendo un artículo porque es lo qué tocaba y no por eso me siento súper woman. Soy madre y me encanta, pero sigo siendo también esposa, amiga y una profesional y eso también me encanta.
    Beatriz (38) e imanol (2meses)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por suerte todas las madres no somos iguales, cada cual es cada cual

      Eliminar
    2. Myriam, totalmente de acuerdo!!! Y cada bebé es distinto, cada madre y cada individuo de este mundo es único y distinto a los demás...por eso, no generalices escribiendo un artículo de como somos la madres. Escribe cómo sos tú y como has vivido tu maternidad que es más valioso que generalizar en todas las madres.
      Beatriz (38) e imanol (2meses )

      Eliminar
    3. Beatriz, yo hablo por las madres que conozco y por mí, la mayoría son como yo pienso, al menos la mayoría de lectoras de este blog que son muchísimas, miles y miles

      Eliminar
    4. Muchísimas mamás le agradecemos a Myriam que hable en plural y ponga palabras a nuestros sentimientos.
      Lo que yo no entiendo es que tú, Beatriz, te pongas a comentar en un blog que está claro que no está hecho para ti, para perturbar a las mamás que no son como tú.

      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  65. Te conocí a través de una buena amiga, y cuanto más te leo más me encantas!! He mandado tu artículo a dos de las madres puérperas que estoy acompañando este agosto, ¡gracias por compartir tu experiencia!!

    ResponderEliminar
  66. Que lindo sentirse tan identificada... ojalá podamos todas disfrutar de estos momentos... en mi caso mi nena tiene 2 años e igualmente quiero estar el mayor tiempo posible con ella aunque trabajo full time estoy ansiosa por estar con ella cada minuto que tengo libre

    ResponderEliminar