domingo, 26 de enero de 2014

Bebés y niños llorando solos en sus cochecitos. NO GRACIAS!!!





Cada día me encuentro con situaciones parecidas, bebés y niños/as que van llorando a moco tendido en sus cochecitos mientras sus padres/madres/abuelas y/o cuidadoras hacen caso omiso a ese llanto infantil. Cada vez que veo a esos niños/as y bebés desatendidos e ignorados, aparcados en su cochecito, se me parte el corazón.

Sinceramente es bastante triste constatar que algo tan poco respetuoso hacia las necesidades del bebé o niño/a esté tan normalizado que poca gente se gira a mirar o a preguntar qué pasa. Pero mi hija sí, mi hija de 4 años pregunta siempre: "¿qué le pasa a ese bebé, mamá?, ¿por qué llora tanto?".

Me alegra pensar que a pesar de su corta edad sabe que esa situación no es lo normal y entiende que los bebés no lloran todo el día, que algo no anda bien. Yo suelo responder en voz alta (es cierto con la intención de que me oigan a veces) "Le pasa que quiere que le cojan, que le hagan caso. Como todos los niños/as".

No voy a entrar aquí en los enormes beneficios del porteo, ni en si los carritos son o no necesarios, sino en que es posible también hacer un uso respetuoso del cochecito y en que llevar a un bebé o un niño/a sin atender su llanto en un carrito de manera repetida es un tipo de abandono.

El carrito es para algunas familias el método Estivill diurno donde los niños caen dormidos al final de puro agotamiento llorando. Con la ventaja que al estar en la calle los gritos y llantos se amortiguan con el ruído del tráfico y la vorágine diaria, especialmente en la grandes cuidades. Olvidan que "el nivel de cortisol, la hormona del estrés, aumenta enormemente, lo que indica que el niño que llora sufre un estado de tensión emocional intenso" y que esto perjudica su salud física y emocional. Olvidan también que el bebé o niño/a cuyo llanto no es atendido de manera regular, aprende que sus necesidades no son importantes (e incluso renuncia a reclamarlas después), que ocupa un segundo lugar en el mundo, que no es prioritario/a ni para sus propios cuidadores.

Hay bebés llorando en sus cochecitos mientras su padre y su madre charlan tranquilamente paseando el propio cochecito. Niños llorando mientras sus padre o su madre toman café con alguien sin inmutarse, como si no existieran. Niños y bebés llorando en centros comerciales y supermercados mientras tranquilamente la familia hace la compra ignorándolos (a veces incluso comprando ropita para el propio bebé). Niños llorando en el metro o el autobús cuando hay asientos libres para sacarlos de su cochecito y sentarse con ellos/as. Niños/as llorando solos en playas, piscinas, restaurantes, parques sin que nadie haga o diga nada, excepto a veces mover un poco el carrito o ponerles de nuevo el chupete de mala gana.

Otro día escribiré sobre el uso respetuoso de los cochecitos, hoy me apetece gritar al mundo que eso tan normalizado no es sano, que que sea algo común no quiere decir que sea normal ni inocuo para el bebé o niño/a. Que estamos ante una falta de respeto mayúscula hacia las necesidades de ese ser que pretendemos criar y que ya es hora de pararse y preguntar. De reaccionar a nivel social. De romper el silencio.

Myriam Moya Tena.


22 comentarios:

  1. Iba a escribir algo relacionado... pero es que ya lo hice... así que para no repetirme te pongo mi post de hace años sobre el tema... de por qué siempre digo que prefiero 1000 veces una colgona a un carrito... precisamente por eso... tenemos tan normalizada esa separación que nos parece lo normal y no vemos el gran desamaparo que puede suponer no darnos cuenta de lo que supone para el bebé
    http://mimosytetablog.com/porteo-como-y-por-que/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por la aportación Nohemí, abrazos, Myriam

      Eliminar
  2. totalmente de acuerdo Myriam! la gente está chalada. NO ENTIENDO COMO LO HACEN? .... es que es tan antinatural lo veo como un acto INHUMANO de verdad. lo siento, pero soy radical totalmente en este punto.
    NO puedo soportar ver a un niño llorando y que esté desatendido. ya sea en un cochecito o andando o sentado o en una esquina. Por favor crear consciencia del daño irreversible que se le hace un niño cuando se le somete a ese abandono.
    gracias por publicar ésto! besos

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy deacuerdo con ustedes, tengo un bebé de 11 meses, y he tratado de no dejarlo llorar, sin embargo hay momentos en que no puedo evitarlo, como cuando va sentado en su silla en el auto, cuando mamá hace algo en donde el no puede.ser cargado, como cuándo voy al baño, cocino o labores del hogar, lo siento en su silla, lo dejo gatear.... Y suelta el llanto.... Se me parte el corazón pero en ese momento no lo puedo traer conmigo, pero lo acompañó, le hablo, canto, vigilo...... ¿a caso así también lo estoy abandonado? ¿Le estoy haciendo un daño irremediable? estoy angustiada con este tema...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, a los 11 meses separarse todavía les es muy complicado, porque están áun algunos con la angustia de la separación, es bueno lo que dices de hablarles, tenerlos cerca, cantarles etc y tenerlos es la habitación donde tú estés (incluso el baño) si puedes dejar las tareas de casa para lo mínimo o delegarlas en otra persona también ayuda (en mi caso el papá), ánimo que esa etapa pasará... cuando yo hablo de abandono hablo de gente que no les hace caso a pesar del llanto, que van tan tranquilos al lado del niño llorando y ni piensan en cogerlo, no es tu caso, un abrazo, Myriam

      Eliminar
  4. Debo subrayar que sí hay una forma amable de llevar cochecito. Yo los he cargado cada vez que han llorado. Con mi primer hijo recuerdo que incluso le daba de mamar mientras lo cargaba o me sentaba en la vereda para darle de mamar en medio de la calle. Mi segundo hijo se lleva mejor con el coche, pero supongo que es porque salimos menos a caminar (no poco, pero mnos en comparación con el otro) y por lo tanto sentarse ahí a ver la calle siempre fue como su momento de calma. Hay situaciones en las que no he tenido otra que dejarlo llorar, pero ha tenido que ver más con la imposibilidad de la situación que porque no me importe o sienta que es lo mejor.

    ResponderEliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo contigo y tampoco lo puedo soportar. Pero no giro la cabeza y miro hacia otra parte: algunas veces miro al bebe y le digo alguna cosa: pobrecito .. no te cogen en brazos…; otras veces miro a la madre / padre /abuela de turno, con cara de pocos amigos,…; y otras me pongo a hablar sola para que me oigan: “no le cogerás en brazos, no…,.. está llorando, quiere brazos….”. Algún día me mandarán a la mierda,…., pero francamente, me da igual…!

    ResponderEliminar
  6. Sí, hay un uso respetuoso del cochecito, aunque reconozco siempre que es pir comodidad del adulto y no pir beneficioso para el bebé. Yo la llevo en cochecito y no le disgusta, eso sí, a veces se cansa o ese día no está por la labor, y entonces la cargo sin dudas en brazos o en la mochila, que siempre llevo en la cestilla, por si acaso. Yo también he visto esos casos, y me he mordido la lengua. Sólo con un poco de empatia e imaginarse a una misma en esa situación, sin poder cambiar de posición e ignorada cuando te sientes mal por quien se supone más te quiere, y en quien más confías...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. llevar un fular o una mochila ergonómica en la cestita es fundamental, yo también lo hacía

      Eliminar
  7. No puedo estar más de acuerdo. De hecho reconozco que este tema últimamente me está afectando más de lo normal. Y digo más de lo normal, porque hasta interfiere en mis asuntos y mi vida. Me explico, últimamente me resulta muy incómodo ir a centros comerciales, súpermercados, y en definitiva lugares públicos donde se concentra bastante gente y convives con más familias, me siento fráncamente mal porque no hay vez que no vaya y tenga que presenciar escenas (en plural) como las que has descrito (a veces mucho peores...). Antes trataba de alejarme un poco para no ser testigo de algo que me parece horrible, pero es que en el fondo me siento mal, pero muy mal porque así yo también lo estoy ignorando... No sé cómo explicar los sentimientos que me invaden, una mezcla de pena, rabia e impotencia. Mi hija, con sus sólo 2 añitos recién cumplidos, siempre me mira y dice "mamá bebé llora..." con carita de pena (por lo que tú también cuentas acerca de tu hija, una vez más ratifico que su bondad y sensibilidad, no tiene que ver con la de los adultos). Se me parte el alma. A veces reconozco que incluso les pongo malas caras a los padres que así actúan. Pero lo cierto es que la mayoría de las veces, incluso me afecta de tal modo que me marcho de los sitios, cambio de lugar u otro tipo de cosas que no tendría que por qué hacer. ¡Yo no estoy haciendo nada mal, narices!.

    ¡Ya está bien!. Es inhumano, irrespetuoso y negligente. Tienes razón. Hay que romper el silencio. Desde mi pequeño rincón escribiré lo que siento al respecto.

    Un abrazo grande y gracias por el post.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo. Reseten mas a los niñ@s. Una abuela más. Bsos. Gran Canaria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respeten. Quise decir. Elsa

      Eliminar
  9. Nunca es bueno generalizar

    ResponderEliminar
  10. Estoy de acuerdo, yo tampoco he dejado llorar a mi hijo pero tampoco me he encontrado tantas veces con lo contrario como decis.

    ResponderEliminar
  11. y entonces que hacer cuando lo suelta del cochecito y se escapa de la mano... a veces no se tienen fuerzas suficientes ... una solución por favor, no basta con decir que no se haga pero entonces... ¿hay que hacer totalmente caso a un niño a su capricho? A NINGUNA MADRE O ABUELA LE ES INDIFERENTE VER LLORAR A SUS NIÑO EN COCHECITO. Una abuelita entregada... de un niño de dos años..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Ale intentaré escribir un post sobre el uso respetuoso del carrito, los niños/as no tiene caprichos, sino necesidades y emociones y es nuestro deber de adultos acompañarlas... por desgracia si que hay gente a la que le es indiferente ver llorar a sus hijos/as y pueden ir empujando el cochecito sin inmutarse, lo mínimo es parase y sacar al bebé o niño del cochecito, abrazarle e averiguar qué le pasa, qué necesidades no están siendo satisfechas, dedicarle todo el tiempo que necesite hasta que se encuentre mejor

      Eliminar
  12. Esta misma mañana me lo preguntaba. Gracias por dejarlo escrito, si no te importa, lo comparto.
    Más duro mientras llevas a tu bebe dormido o tomando teta en la mochila y yo tomo un café.
    O cuando me agachas a explicarle al mayor el porque de no correr o escaparse en algunos sitios.
    Porque a veces se nos olvida escucharle y hablarles, explicar y compartir con ellos, y en lugar de eso imponemos desde nuestra visión de adulto, sin explicaciónes ni preguntas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. No se si lo nuestro es un uso respetuoso o no del cochecito...solo va en el cuando va a gusto o cuando vamos paseando y se duerme...si esta mi marido todavía lo usa menos porque aguanta mejor sus 9 kiletes si voy sola o con mi madre ante el minimo gesto de protesta en brazos q va!y cuando no puedo más un descansito para mi espalda hasta nuevo aviso...
    La gente nos mira raro,algunos comentan descaradamente,otros de risillas porque sacamos el cochecito vacío a pasear...pero a mi plin!la mochila no le gusta mucho aunque con mi marido va mas contento en ella...y yendo en la mochila tb le miran a mi marido como si estuviera loco perdido..Q miren lo q quieran y como quieran...Mi hijo no tiene porque sufrir sin necesidad alguna...si podemos evitarlo lo evitaremos!

    ResponderEliminar
  14. Trabajo en un restaurante y veo a menudo algo que me horroriza: para que los papis puedan cenar tranquilos los niños permanecen en esos carritos casi herméticos, forrados por completo, a menudo en una esquina del restaurante alejada de la mesa. Se me retuerce el alma cada vez que oigo a un pequeñín llorar mientras los padres se limitan a agitar el carrito con el pie, "no le hables que si no no se duerme", he oído alguna vez. Y claro, al final se duermen, pero sólos y tristes.

    Acabo de descubrir tu blog y me encanta, creo que tienes una nueva seguidora.

    ResponderEliminar
  15. Gracias! A mi no me entienden por que no dejo llora a mi hija, y por que no quiero trabajar para estar con ella. "Hay mil niños que van a guarderias, ¿y acaso todos estan traumados? ¿cual es el daño?". Y yo no se que responder, solo se que hago lo que mi instinto me dice.

    ResponderEliminar
  16. Gracias! A mi no me entienden por que no dejo llora a mi hija, y por que no quiero trabajar para estar con ella. "Hay mil niños que van a guarderias, ¿y acaso todos estan traumados? ¿cual es el daño?". Y yo no se que responder, solo se que hago lo que mi instinto me dice.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar