domingo, 8 de julio de 2012

Mujer-árbol





Últimamente desparramo, me expando, siento como las raíces que salen de mis pies descalzos atraviesan los 4 pisos y el asfalto y llegan al suelo. Ese lugar húmedo, caliente y rojo que late en alguna parte allá abajo.



Y toda yo me abro, me siento fértil, fecunda. La energía de la tierra sube por mis piernas, mientras me extiendo también en horizontal, con mis brazos convertidos en ramas que atraviesan ventanas y contraventanas, acariciando alfeizares y azoteas.



Soy toda ÁRBOL en plena gran ciudad, soy también el AMOR en absoluto, mi cuerpo está presente y tiene MEMORIA.



El AMOR en mayúsculas se pasea y habita este cuerpo de mujer que cuanto más se enraíza, más despliega sus ALAS




¿Me ves? Estoy bailando.




Myriam Moya Tena





7 comentarios:

  1. Miriam, que hermosas palabras!! No sabes cuanto me identifico con lo que sientes! Un saludo desde acá desde los árboles de la cordillera de los Andes chilenos! Un abrazo bella madre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el año que viene me he prometido ir a Chile, no sabes las ganas que tengo, besos desde Barcelona

      Eliminar
  2. Preciosas tus palabras y tu forma de expresar tus sentires.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Myriam has descrito como me sentía yo cuando tuve la subida de la leche.... PRECIOSO!!! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias a ti, Esther, es verdad que la subida de la leche es un momento de suma "fecundidad" y apertura, besitos

      Eliminar
  4. Que maravilla poder volar teniendo los pies descalzos sintiendo la tierra húmeda...yo aun no lo he sentido pero ya intuyo el vuelo :-)
    Gracias por este poema tan bello,
    Carol (medesordeno)

    ResponderEliminar